2016

Después de prometer en la última entrada en 2014 que no haría lo mismo que con todos los otros blogs que tuve, es decir, no publicar nada y botarlo después de tres posts… Lo hice de nuevo. Siempre tengo ganas de tener un blog, publicar periódicamente, crear contenido, chamullar y que “la gente” me crea; sin embargo nunca tengo las ganas ni la motivación suficiente para estar teniendo un blog, para, de hecho, publicar, crear y chamullar… Y dármelas de intelectual o blogger o no sé.

Supongo que admiro un poco a la gente que dice que va a hacer cosas y las hace. Yo sé que nunca se ve la lucha detrás, ni los momentos de querer mandar todo a la chucha, pero ¡ay, qué envidia! Presionarse demasiado a une misme (género neutro, anyone?) hasta el punto de maltratarse para lograr hacer algo cuando simplemente no hay suficientes ganas es pésimo, pero es más o menos lo que hago, ja. Después viene la sensación de fracaso (sin haber empezado), de culpa (porque dije que lo iba a hacer y no lo hice), de decepción (“ni siquiera esto puedo hacer”) y un montón de cosas malas.

Los últimos meses he estado trabajando con eso, repitiéndome casi como mantra que no hacer algo que dije que iba a hacer está bien, que no tengo que rendirle cuentas a nadie, que es un proceso y los procesos llevan tiempo. Así logré correr casi dos meses sin parar (y espero volver, pero el aire está tan asqueroso) y así espero seguir con este blog.

La excusa de ahora para publicar periódicamente es que voy a hacer el desafío de 365 días de películas (whaaaaaaaa–). Para alguien que apenas completa los desafíos de un mes y los cursos online de cinco semanas, es bastante. Además, teniendo en cuenta que hay un montón de otras cosas que quiero lograr y hacer este año, quizás este sea un nivel de dificultad innecesario, pero pfffft. El que no se arriesga no cruza el río… Or sth.

Anuncios

2 comentarios en “2016

  1. MaxFerrara dijo:

    Soy de las personas que quieren hacer de todo y en lo mas pronto posible, y curiosamente también me golpee con la pared que me convence de abandonarlo al poco de tiempo de empezarlo. No se si tendrá que ver con la ansiedad, pero si no tiene un resultado rápido entonces suelo abandonar y claramente muchas sensaciones de decepción aparecen, pero bueno, yo creo que es cuestión de respirar, tener paciencia y encontrar algo que te levante siempre que estas mal !! Un saludo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s