56 días

Cincuenta y seis días han pasado desde la última vez que vi una película para el desafío. Ese último día no fue de la semana del último post, de hecho, después de la última publicación, a mediados de septiembre, seguí viendo películas por tres semanas y media más, hasta mediados de octubre. Me quedaron tres posts (y medio) por hacer, uno a medio escribir, más uno pendiente que ahora recién estoy escribiendo.

Llevaba seis meses seguidos viendo películas todos los días y publicando aquí el desafío todas las semanas, con clases, compromisos y todo. Sin embargo, a mediados de septiembre apenas tenía tiempo para ver películas y dejé de postear, luego a mediados de octubre ya ni para las películas tuve tiempo. Hace una semana salí de clases, de mi último semestre de la carrera. Cuento corto: sensación de tener poco tiempo, estrés, planificación, clases en el instituto, tutoría (porque este semestre fui tutora), trabajo, clases de conducción, trámites para hacer la práctica. Se me juntó todo de repente y me ahogué, tuve que ceder en algo y, obviamente, fue el desafío. Decidí ponerle pausa a esto por mi sanidad mental, con la condición de reanudarlo después, sin culpas.

En estos tres meses han pasado muchas cosas, he -casi- logrado muchas cosas, se están resolviendo muchas cosas y estoy lidiando con todas al mismo tiempo, incluyendo las series con las que me atrasé este año por los mismo motivos. Así que el futuro inmediato parece un buen momento para continuar con el desafío y volver a publicar frecuentemente en este blog. Siempre tengo muchas ideas y no parece que alguna vez las vaya a llevar a cabo, pero al menos sé que puedo ser consistente con el desafío.

img_076135055666-1

Mirador El Sauce, Parque Metropolitano de Santiago

Anuncios

12-18 septiembre

Esta semana sí que vi más películas chilenas, mi objetivo en septiembre. Me lucí un poco, porque de hecho seis de las siete son de directores chilenos, sin embargo, como la mitad no más son películas que valía la pena ver. Lo bueno de esto es que no voy a tener que volver a ver las que son más basura, con una vez es suficiente. Dentro de las que vi, yo diría que una sola me gustó caleta y es una verdadera joya del cine chileno, las otras no son malas, pero tampoco son obras de arte. Sin más preámbulos, estas fueron las siete películas que vi esta semana.

Seguir leyendo

05-11 septiembre

Para qué voy a andar con hueás y empezar a disculparme porque tardanza de nuevo y blah blah, si la verdad es que tengo cero motivación para seguir haciendo estos posts. No creo que deje de hacerlos, pero es que me cuesta decir cosas distintas cuando al final lo único que tengo para decir es si me gustó o no. Ni siquiera pesco lo suficiente algunas películas como para decir por qué, entonces me disgusta tener que ponerme a pensar  en qué decir y ser elocuente. Supongo que es más flojera que otra cosa, porque, insisto, no tengo ganas de dejar de ver películas y de verdad que sí tengo muchas ganas de terminar el desafío. Llevo, ¿cuánto? Alrededor de seis meses, creo, el mayor tiempo que me he mantenido haciendo algo, así que estoy bastante orgullosa de mí y no me quiero decepcionar. A pesar de que me atraso constantemente con los posts según mis propias expectativas, estos seis meses también ha sido el mayor tiempo que he posteado algo con esta frecuencia, así que supongo que tampoco está tan mal, considerando todas las ideas que tengo para diversificar este blog y que no he puesto en práctica. Algún día lo voy a lograr, lo sé. Por ahora, estas fueron las siete películas que vi esta semana. No todas son chilenas, me tomé un comienzo bastante holgado con esto de las películas nacionales en septiembre, pero he ido mejorando y con eso es suficiente.

Seguir leyendo